Osmecon Echeverria

Cancer de utero

Situación del Cáncer de cuello de útero  en el mundo y la República Argentina.

La OMS calculo que en el año 2005 a nivel mundial se produjeron alrededor de 500.000 casos nuevos de cáncer cervicouterino y que se registraron unas 290.000 muertes, destacando que el 95% de estas defunciones ocurrieron en países en desarrollo
El cáncer constituye la segunda causa de muerte en la Argentina luego de las enfermedades cardiovasculares.
El cáncer de cuello de útero ocupa el segundo lugar entre las mujeres en la República Argentina y se ubica como causa de muerte en el quinto lugar entre los tumores malignos.

Según el Instituto Nacional del Cáncer dependiente del Ministerio de Salud de la República Argentina , en el país se diagnostican unos 3000 nuevos casos por año y se producen unas 2000 defunciones en el mismo período.
¿Por qué realizar rastreo de cáncer de cuello de útero?
El cáncer de cuello de útero puede ser detectado mediante la realización del Pap en etapa precancerosa lo que permite lograr reducir en un 80% su aparición. Esto pone al Papanicolaou entre las medidas preventivas por excelencia dentro del control periódico de salud.

¿Qué causa el cáncer de cuello de útero?
No hay una causa única que se pueda identificar como causa del cáncer de mama, sí se reconocen lo que se llaman factores de riesgo.
Un factor de riesgo es cualquier factor que aumenta la posibilidad de que una persona desarrolle cáncer. Es importante aclarar dos puntos, el primero es que tener uno o varios  factores de riesgo no implica que una persona desarrolle un cáncer, y el segundo,  es que pueden desarrollarlo otras  personas que no posean factores de riesgo.
Teniendo en cuenta lo referido, todas las mujeres deben realizar controles periódicos.
Los factores de riesgo que pueden aumentar la probabilidad de desarrollar un cáncer de mama son: la infección por el virus del papiloma humano (VPH), afecciones que disminuyan la inmunidad como el SIDA o tratamientos inmunosupresores (medicación postransplante), otras infecciones locales, el tipo de alimentación y el sobrepeso, el fumar, el uso prolongado de anticonceptivos orales, primer embarazo antes de los 17 años, la pobreza, etc.

¿Qué importancia tiene el VPH en el desarrollo del cáncer?
La infección persistente o crónica por el VPH es la causa más importante del desarrollo del cáncer de cuello de útero. Se ha demostrado una asociación de más del 99% entre este tipo de cáncer y el VPH.
Si bien son más de 100 tipos de VPH solo algunos están asociados al desarrollo del cáncer y se conocen como de alto riesgo oncogénico, el 16 y 18 son responsables del 70% de los casos de cáncer de cuello uterino, seguido por los VPH 31 y 45.

La infección por este virus es principalmente de transmisión sexual, pero no es la única, las mujeres se infectan cuando comienzan a tener relaciones sexuales. Los determinantes principales de la infección están relacionados con la conducta sexual, el inicio de relaciones a edades tempranas, el número de parejas sexuales y la promiscuidad.

Si bien como se menciono hay una relación estrecha entre la infección y el cáncer, la mayor parte de las mujeres lograrán controlar las lesiones, solo una minoría tendrá una infección persistente y menos aún progresarán a lesiones precancerosas (displasias) o a cáncer invasor.

¿Se puede prevenir el cáncer de mama?
Actualmente no es posible una única intervención que evite el desarrollo del cáncer de cuello de útero, pero algunas opciones preventivas pueden disminuir la probabilidad de su desarrollo.
Teniendo en cuenta que varios estilos de vida aumentan el riesgo, se recomienda realizar una dieta sana, consistente en aumentar el consumo de vegetales, disminuir el consumo de carnes y alcohol, y aumentar la actividad física. Esto no solo influye sobre este tipo de afección sino para otras enfermedades que son importantes, como las afecciones cardiovasculares y otros tipos de cáncer.
La realización de controles mediante Pap que permite detectar lesiones precancerosas (displasias) para su tratamiento.
La protección mediante la vacuna contra el VPH.

¿Cómo se detecta el cáncer de mama?
La herramienta más importante de que se dispone actualmente para disminuir la mortalidad es el Papanicolaou.
El estudio consiste en la obtención de células de cuello de útero mediante una técnica indolora, y el envío de dicha muestra para su análisis en un laboratorio donde se observa bajo microscopio para detectar células anormales.

¿Quienes deben realizarse el Papanicolaou?
El cáncer cervicouterino se hace presente principalmente en mujeres mayores de 40 años, de ahí que el ministerio recomiende que se concentre la detección a partir de los 35 años  y hasta los 65.

Las mujeres con factores de riesgo o sin ellos pero que deseen realizar prevención a edades más tempranas deben de consultar a su medico para definir a partir de que edad comenzar con los controles. Algunas organizaciones plantean no comenzar, salvo situaciones particulares, antes de los 25 años (otras plantean 21 años) y no continuar luego de los 70 años.

Recuerde consultar con su médico para ajustar estas recomendaciones a su caso en particular.

¿Cada cuanto tiempo se repite el Papanicolaou?
Se recomienda que se realice cada 3 años luego de 2 Paps normales. En los casos que el resultado sea normal, la  realización del estudio con intervalos menores  a un año, solo agrega la posibilidad de aparición de resultados falsos positivos, que requerirán de más estudios, incluso invasivos para determinar finalmente el diagnostico,  y de efectos adversos resultado de las prácticas realizadas.

¿Cuáles son los síntomas y signos que produce el cáncer de cuello de útero?
El objetivo actual es detectar el cáncer de cuello mediante el Pap  en etapa pre-sintomática (antes que aparezcan los signos o síntomas), el tiempo de desarrollo de cáncer es mayoritariamente lento (10 o más años), lo que permite en caso de que se realicen los controles, la detección en períodos donde no habrá síntomas ni signos.

Ante la presencia de síntomas o signos a nivel del aparato genital debe de conducir a una consulta con su médico para determinar cual es el origen. Recuerde que si realiza los controles periódicos difícilmente los signos o síntomas puedan ser originados por un cáncer cervicouterino.



¿Hacen falta otros estudios o exámenes?
Como se mencionó el Pap es la técnica de elección para la detección de lesiones premalignas y malignas, la realización de colposcopia (en nuestro país es común su realización junto con la colposcopía) y la toma de biopsias son complementarias del Pap en caso que este fuera anormal.


Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

La información aquí brindada constituye una guía general, no debe ser utilizada para el diagnóstico o tratamiento de alguna condición médica. Consulte y solicite información a su médico quién lo aconsejará sobre el diagnóstico y tratamiento que se ajusta a su caso.